La Columna de Renko

Cita a ciegas


” Si te vas a enamorar, que sea de un corazón libre, sin duelos pendientes, ni fantasmas a la vuelta de la esquina; el Amor es más bonito y ligero cuando empieza de cero. “

Cita a ciegas

Más allá del efecto y la influencia del feminismo, el empoderamiento de la mujer y las redes sociales sobre las relaciones sentimentales, en la actualidad, las mujeres enfrentan un panorama desolador de citas frustradas, pretendientes poco prometedores, relaciones fugaces y un largo etcétera que las mantiene bajo un clima de incertidumbre, recelo y falta de esperanza sobre el presente y futuro de su vida amorosa.

Desde cada una de las esquinas de mis redes sociales, se acercan a mí con sus historias de relaciones fallidas, de dudas sobre cómo manejar una nueva relación, con preguntas sobre el porqué los hombres hacen esto o aquello, porqué muestran tal o cual actitud o comportamiento. Las escucho hablar, con paciencia y curiosidad, de hombres que solo las mantienen cerca por un rato, pero en cuanto las cosas se ponen serias, rehúyen el compromiso; de tipos que solo buscan sexo o bestias que incluso estando a punto de obtenerlo, con los pudores en el suelo, cambian de opinión porque se toparon con algún defecto que sus “altos estándares” de perfección no pueden aceptar; hombres que no dan la talla, que no quieren o pueden dar lo mínimo en una relación y que cuando la mujer se los plantea, la acusan de ser una exigente y egoísta que solo piensa en sí misma; Luego está la naturaleza de los pretendientes, el que no es un soltero inmaduro, es un casado inseguro de lo que quiere, o está el divorciado con una ex que no logra superar o un pasado que no ha logrado dejar atrás. Hombres y más hombres, la gran mayoría que no están listos para una relación sentimental que involucre, aparte de los privilegios, compromiso y entrega.

Mis palabras no van dirigidas a las mujeres jóvenes, las bonitas o las asediadas, que les sobran armas para desenvolverse en un mundo que rinde culto a la belleza y juventud, pero deja en el olvido a millones de mujeres de todas las edades y características físicas que no entran en el modelo de “joven y atractiva”. Mis palabras, en cambio, son para esa mujer que no se siente atractiva o se piensa insuficiente, que le cuesta relacionarse con los hombres y se queda en la amiga buena onda o compañera de tragos o de madrugada, la graciosa, pero soltera y sin novio, la que asegura que los hombres a su alrededor solo buscan sexo y cuando lo hace se siente utilizada y vacía, la divorciada y/o con hijos que se siente perdida en el terreno de las relaciones, la rara porque le interesa estudiar, trabajar, cultivarse o estar sana y saludable, la mujer que estuvo en un noviazgo largo que no terminó en matrimonio, a la que la han engañado y puesto los cuernos montones de veces, a la que los novios no le duran o la que tarda mucho en confiar de nuevo y abrirse para una nueva relación. Mis palabras van para aquellas mujeres que tienen la gran duda de: ¿cómo rayos encontrar el Amor, cultivarlo y no perderle en el intento?

Quiero decirte a ti, que te identificaste con alguna de esas mujeres, que te entiendo en lo profundo del alma y comprendo tu incertidumbre y desaliento. Que sé que estás cansada de llegar tarde, y por una vez quieres llegar a tiempo; cansada de no ser suficiente y por una vez quieres ser entera; cansada de ser segunda opción y por una vez quieres ser la primera y la única elección. Que sé de tu necesidad de una relación que vaya más allá del sexo y la compañía, que te ofrezca también complicidad, intimidad, sentido del humor, solidaridad y lealtad; alguien con quien puedas contar para acompañarte a casa al salir del trabajo sin que eso implique que se va a quedar a pasar la noche o cualquier otro tipo de compromiso, alguien con quien escribirte mensajes y hablar por teléfono o alrededor de unas tazas de café y que sepas que está contigo por lo que piensas y tienes por ofrecer como persona, no por lo que él mira por fuera. Que estás deseosa de encontrar ese hombre que te ve como ser humano, como una mujer valiosa y llena de virtudes a la cual quiere darse la oportunidad de conocer y si las cosas se dan, de entablar algo más que una amistad.

Quiero decirte que ese hombre está allá afuera, lo sé porque lo he visto buscarte a ti, a la mujer buena, a esa que tiene por ofrecer lo mismo que tú buscas, al que quiere una mujer amorosa y entregada por compañera. Lo sé porque los he visto, montones de hombres tan perdidos como tú te sientes,  deambular en tu busca, porque sé cómo dar con ellos e identificarlos, incluso cómo acercarte a ellos, cómo entablar una conversación, cómo puedas coquetear con ellos y despertar su interés, cómo pasar de la primera cita a la segunda, trabar amistad, y luego, empezar una relación, cuándo determinar que es el momento adecuado de  dar el siguiente paso, cómo mantener el contacto fresco, la relación estable y las cosas, definitivamente, sobre rieles.

No pierdas la esperanza, cuando brillas con naturalidad, tarde o temprano se acerca la persona correcta atraída por tu verdadera esencia.

Germán Renko @ArkRenko
Autor del libro “Con las Alas en Llamas” , actualmente escribe su segundo libro.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 50270.jpg

“Con las Alas en Llamas”

Comprar libro

Recomendado:

Acerca de Germán Renko

Escritor, Conferencista y columnista. Autor de: Con las Alas en Llamas. “Si no era Amor, era vicio. Porque jamás una boca me hizo regresar tantas veces por un beso”.

Comentarios

4 comentarios en “Cita a ciegas

  1. Cierta y muy buena columna, hasta el día de hoy caigo en esa parte de que siendo un divorciado, si bien no me ha costado superar a mi ex, si esa parte de dejar atrás el pasado, y creo que eso es lo que me ha privado de abrirme y conocer a mujeres estupendas que se han acercado a mi vida, tengo poco tiempo relativamente de mi divorcio (1 año) y me ha costado confiar de nuevo por como resulté lastimado, pero no dudo que esa persona correcta existe y esta allá afuera como bien lo mencionaste, una mujer valiosa y llena de virtudes, hay que tener paciencia y las cosas se darán en automático.

    Publicado por Eduardo | 18, septiembre, 2019, 6:03 pm
    • No és fácil dejar atrás el pasado, por un simples motivo, son memórias. Algunas las puedes atesorar en tu íntimo, generalmente son las del inicio de la relación. Otras las puedes superar, trabajarlas digerirlas y que sigan el curso de cualquier otro alimento.
      Lo que no se puede hacer es engañarnos.

      Publicado por Cláudia Cecília | 22, septiembre, 2019, 4:27 pm
  2. Gracias por plasmar lo que sentimos y no somos capaces de expresar…. un abrazo

    Publicado por Armida Flores | 18, septiembre, 2019, 11:10 pm

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: El juego de las escondidas | El rincón tortuoso de mi conciencia - 8, octubre, 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Libro

Comprar

 

Follow El rincón tortuoso de mi conciencia on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 864 seguidores

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: