La Columna de Renko

Amores virtuales – Parte I


Amores virtuales – Parte I

Son las ocho de la mañana menos diez, Ana María desliza un rímel por sus pestañas largas y bien cuidadas. Observa en su espejo de maquillar la imagen de una mujer con el vestido de las 3 décadas en su última temporada. Su rostro está finamente maquillado y su cabello impecablemente peinado. Los chicos están camino a la escuela y Raúl, su esposo, hace una hora que bebe su segundo café en el piso once de un edificio al este de la ciudad. Ana María mira su reflejo y se siente atractiva y rejuvenecida. Desde la escala en el altar no se había sentido tan viva ni tan valorada como mujer, su boda fue hace 17 años.

10300022_286620644840141_3690919869263829734_n

No hay nada como el Amor de una mujer casada, decía Oscar Wilde, es una cosa de la que ningún marido tiene la menor idea. Para Raúl lo único que importa es que percibe a su mujer feliz y satisfecha, no se cuestiona el origen, asume que es debido a que su vida es perfecta. Con un marido exitoso, aunque ocupado la mayor parte del tiempo y unos hijos bien educados y sin traumas psicológicos, lo cual es lo mas cercano a la perfección que se puede aspirar en la sociedad contemporánea, en donde la disfuncionalidad en las familias es la norma y no la excepción.

La gran pantalla de un celular inteligente de última generación brilla para avisar que hay notificaciones pendientes de leer. Ana María lo toma de inmediato, con una sonrisa de placer anticipado, sabe quién le escribe a esta hora para darle los buenos días, mandarle un beso y sabe también que no es Raúl.

Si alguien le hubiera dicho seis meses atrás, previo a su llegada a las redes sociales, que encontraría en el Amor a distancia un resquicio para tener todos los beneficios de la infidelidad sin los peligros que ésta conlleva a la estructura conyugal, se habría reído de una barbaridad así. ¿Cómo se podría sembrar y ver brotar y florecer el Amor sin el contacto físico? ¿Cómo podría una mujer enamorarse de alguien a miles de kilómetros de distancia y sin más vínculo que lo expresado en letras? ¿Quién en su sano juicio podría amar a un desconocido? ¿Quién podría confiar en alguien que no muestra su rostro o bien existe la duda que sea su cara que presume en fotos? Ana María sabe ahora con la certeza de la experiencia la respuesta a todas esas preguntas: cualquiera que como a ella se le presente la oportunidad y la persona justa que cumpla con sus parámetros románticos, cualquiera se enamorara a distancia de su ideal romántico.

2-people-texting

En la red, como en la vida real, nunca falta un roto para un descosido, diariamente miles de parejas hacen del mundo virtual su nido de amor, en donde han encontrado alguien a quien amar. Mientras que en la vida real pueden estar solos o mantener una relación normal con alguien más. Las tétricas historias de relaciones rotas por culpa de Facebook o Twitter no han disminuido el índice de infidelidad virtual; así como los anuncios de pulmones ennegrecidos en las cajetillas no han afectado al vicio y dependencia de quienes compran cigarrillos. El Amor virtual es una droga, poderosa, adictiva y estimulante, provoca la liberación de feromonas y testosterona con la misma efectividad que el chocolate, la asistencia a bodas o una película romántica al estilo Hollywood en las mujeres, o una sesión de YouPorn para los hombres.

woman-on-cell-phone

La historia de Ana María no es ficción, allá afuera hay, quizá miles, de mujeres como ella que están aprendiendo a dividir su corazón en dos, que están descubriendo que el pecho construye rincones que pueden ser ocupados por más de un amor, que no necesitan cambiar nada en su vida, ni abandonar a su pareja para obtener un poco de romance, erotismo y aventura para enriquecer sus vidas. Mujeres como cualquiera de las que se observan en los autobuses y las filas del banco con sus dedos volando en un teclado táctil. Los hombres de hoy más que temer al pasado de sus mujeres, deben temerle a sus prolongados silencios con el celular en la mano. En las mujeres más discretas se esconden las pasiones más tormentosas. Huracanes que se desatan entre emociones y letras. Nuestra sociedad se ha adaptado al estereotipo del teléfono móvil en la mano, sin sospechar ni preguntar con quién charla nuestra pareja en esa pantalla electrónica, quién es el autor de esas sonrisas y cuál es el origen de ese renovado brillo que se observa en sus ojos cuando sonríe sin motivo aparente. El amor virtual es como los productos de Apple: fácil de usar, intuitivo para todas las edades y con características inigualables. El Amor virtual no se agota, es seguro, renovable, se adapta a todos los gustos, no depende ni requiere de formalidades, es libre, intenso y es renunciable en cualquier momento… aunque pocos son capaces de decirle adiós a sus perturbadores efectos una vez que los han sentido y disfrutado.

Dime con quién sueñas y te diré con quién no amaneces.

Germán Renko

@ArkRenko
Autor del libro “Con las Alas en Llamas”
www.AlasEnLlamas.com

 

Acerca de Germán Renko

Escritor, Conferencista y columnista. Autor de: Con las Alas en Llamas. “Si no era Amor, era vicio. Porque jamás una boca me hizo regresar tantas veces por un beso”.

Comentarios

17 comentarios en “Amores virtuales – Parte I

  1. Esta es mi historia contigo.Yo creia q alguien como tu solo existia en mi imaginacion, tu existencia es mi vicio y condena.

    Publicado por Negmir Aranguren. | 2, junio, 2014, 9:41 pm
  2. “Y….mas un poco de esto”…kkkk Una verdadera foto de la realidad hoy,,mucho bien expressada en sus letras que nos leva a Vivir intensamente todo que escribe.Gracias …Y más un poco de esto!!! Un beso!!!

    Publicado por Lene | 2, junio, 2014, 10:03 pm
  3. “El amor virtual, esa droga poderosa, adictiva y estimulante…” Tan cierto, como seguro también lo será esta recién inaugurada columna semanal. Lista para la segunda entrega!!, besuquéolo 😉

    Publicado por ANNA (@anaespinosam) | 2, junio, 2014, 10:44 pm
  4. Excelente, los amores virtuales son tan reales como que existimos, me vi plasmada en tu relato

    Publicado por Angelica Zaldivar | 3, junio, 2014, 5:59 am
  5. Simplemente Exquisito!

    Publicado por Anggie Canelon | 3, junio, 2014, 7:50 am
  6. Tienes la combinación perfecta de inspiración, fascinación, pasión, locura y ternura hechas letras con una sonrisa “robada” pero que me encanta en ese ávatar… me has salvado en mi soltería!! en mi realidad soy madre y en la fantasía… mejor ni te digo!! Besos

    Publicado por Susii Strada | 3, junio, 2014, 9:58 am
  7. Hermosas reflexiones! Pero no estoy de acuerdo con que no se agota. Si el amor virtual puede evolucionarse más allas de una pantalla porque no tiene una meta, se queda estancado, y todo aquello que se estanca muere. El unico amor que no se agota, es el amor que puede seguir creciendo y evolucionando superando limites.

    Publicado por Enza | 3, junio, 2014, 5:57 pm
  8. Reblogueó esto en Angye Luna.

    Publicado por palomanena | 3, junio, 2014, 6:18 pm
  9. Me encantan estos escritos. Gracias por compartirlos. Donde puedo ubicar el libro en Cancún? Abrazos!

    Publicado por Ejeythel Miranda | 3, junio, 2014, 8:48 pm
  10. Exquisito!! Sera un vicio más leerte cada lunes!! Hombre perfecto.. 🙂

    Publicado por ana Rodríguez | 4, junio, 2014, 12:19 pm
  11. Es tal cual lo dices. …:)

    Publicado por feni | 5, junio, 2014, 2:06 pm
  12. ME VEO REFLEJADA EN ESE ESCRITO Y CADA LINEA ES VERDADERA

    Publicado por NINI MORALES | 5, junio, 2014, 2:47 pm
  13. Yo llevo 3 años amando sin tocar, y vuelo renko, vuelo!!!

    Publicado por Yilena Montesinos. | 10, junio, 2014, 7:48 pm
  14. Es lindo un amor a distancia ,pero si no se tiene cuidado, puede ser mas doloroso que la muerte misma.

    Publicado por MYRTALE AVIÑA (@LOBAFASHION) | 16, junio, 2014, 12:25 pm
  15. [ Me sumergí en tu relato como si fuese ella… Ana María.! Impulsivamente, remontando un inesperado vuelo a lo desconocido; saboreando de antemano el lúdico placer que una prosa recién descubierta me provoca…]

    Publicado por Anelkidin | 28, noviembre, 2014, 8:04 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sígueme en Wattpad

Follow El rincón tortuoso de mi conciencia on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 160.465 seguidores

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: